Para reflexionar . La piedra .

8 abr. 2013

Con esta publicación comienzo un nuevo espacio para reflexionar, descubrir una mirada diferente y dar lugar al pensamiento, las preguntas y  la búsqueda de nuestras propias respuestas.

¿Quién no tiene una piedra en su camino?, si, esa que está ahí, inmóvil, y cada vez cuesta más mover, pero no por ello es imposible. Aunque nos hemos acostumbrado a seguir transitando y esquivarla, saltarla, y hasta a pisarla con tal de no quitarla...

Esas son nuestras formas de ignorarla. Es nuestro mecanismo de defensa que se convierte en una coraza que nos permite sobrevivir con ella y por momentos creerla olvidada.


Imagen

La psicóloga Pilar Varela, escribe un texto que aquí les dejo para seguir pensando.


¨ De pronto llega como una pedrada en su cristal. Inesperada, dura. Como una pedrada que deja en la ventana un agujero de vidrios acuchillados, mientras la piedra penetra en la casa y se queda en cualquier lugar, como se queda dentro del corazón.

Hay que respirar hondo para entender lo que se está escuchando.¨ Tengo una mala noticia que darte.¨ Y ahí llega la piedra, de golpe. Es tan inesperado, tan repentino, que uno no reacciona. Cinco, seis, siete segundos, y los cristales empiezan a saltar por los aires a cámara lenta.Veinte, treinta, cien segundos, y aparentemente todo sigue igual.

¿Cómo es posible que no me inmute, que siga de pie, que continúe andando, que me tome otro sorbo de café? ¿Acaso esa mala noticia no es tan mala? ¿Entonces? Entonces espera, no cantes victoria, no te creas inmutable, no eres un robot. Espera porque las malas noticias tienen una larga vida propia, y unas hieren en el mismo instante y otras se agazapan para dañar más tarde.

Así que, aunque hayas seguido con tu café, no confíes demasiado. Tu día va a pasar, y como un sinfín sonoro resonará en tu cabeza, la frase exacta, palabra por palabra, la mala noticia, la piedra.

El primer pensamiento del día siguiente de nuevo será, urgente, la frase exacta. Ya no es posible tomar un café: las tuberías de la garganta no permiten el tránsito. La noticia tiene otro cariz. Es más amarga, más dura y más real. Te debatirás con la zozobra y pasarán los días.

La mala noticia se transformará. Ya no será noticia, será un hecho malo, quizás un hecho viejo.
Y surgirán caminos sinuosos en los que tu mente va a enredarse especulando. ¨Por qué¨, ¨No es verdad¨, ¨Ya lo sabía¨, ¨Qué hay que hacer¨...

Y seguramente este momento se prolongará, petrificado, hasta que de nuevo, otro día, quizás mucho tiempo después, la mala noticia y su ¨larga vida propia¨se muestren distintas.

Ya no te haces preguntas ni buscas afrontamiento. Ahora sólo tienes pena, o, por el contrario, quizás la piedra haya desaparecido y empieces a tranquilizarte. Ay, pero pasan los meses, las estaciones, y como ley de Efecto Involuntario, puede ser que esa piedra que no veías, resulta que estaba detrás de un sofá de tu pensamiento y, al pasar el aspirador, aparezca otra vez, traidora, sorprendiéndote con otras emociones nuevas con las que tú no contabas.

¿Pero no estaba superado todo esto? No, no estaba. ¨











4 comentarios:

  1. Como leí una vez...al final lo importante es no encariñarse con la piedra...

    Muy bueno Mica!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Adri!! Bienvenida!

    Es cierto, a veces pasa eso, que te encariñas con la piedra, todo sea por evitar enfrentarla..no?

    Gracias por quedarte!

    besooo
    Mica

    ResponderEliminar
  3. Hola, te he conocido gracias al facebook de Blanca, de personalizacion de blog. Me encanta tu blog, un diseño muy lindo, cuidado y buen contenido. Me quedo por aqui para seguir tus actualizaciones, y si te apetece te invito a pasarte por el mio.
    Besos!
    Lydia♥

    http://ohsomylittlecoconut.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida Lydia!! Muchas gracias por tu comentario y por quedarte!

    Yo tb te sigo!

    bss
    Mica

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...